Mis publicaciones

A partir de la idea que la conciencia es el punto central del trabajo psicológico transpersonal, la decisión de explorarla trae consigo un signo de despertar espiritual.
Es importante entonces ir aprendiendo a ampliar y transformar la propia conciencia. Las transformaciones individuales afectarán directamente a la evolución de la Humanidad.

Mis publicaciones

Mis publicaciones
Blog original Clik sobre la imagen

Me comprometo a Ser Mujer

lunedì 3 giugno 2013

ENCUENTRO CON LA DIOSA MADRE - Plegaria del alma parte 2

Cuando nada esperamos acontece… Los regalos del nuevo año se hacen visibles en la claridad de la noche.

-"La semilla requiere tus cuidados"… Una imagen sonora de intenso color rosado y contornos bien definidos ilumina mi mente y me rescata de un estado de somnolencia.
En un instante me sorprende y me sacude. Su fuerza energética me impulsa a moverme, pero hacia donde me está llevando? ... siento que me empuja más allá de donde puede sostenerme el aire. Apenas puedo darme cuenta que no necesito respirar en el lugar donde me encuentro, existo sin aire y sin pensamiento.


-"Has pedido plantar tu semilla en el Jardín de la Gran Madre”.
¡Qué difícil acomodarme a este nuevo espacio, a esta nueva vibración!
Siempre vivencié este límite con sensaciones de gran incomodidad y dificultad. Este límite es la frontera a ser atravesada para ingresar en los territorios sagrados de La Divina Madre.
Mi plegaria me había llevado hacia allí acogida por la diosa y ahora era el momento de co-crear junto a ella la elección de una nueva vida.
El tiempo detenido en un instante eterno me sumerge en las profundidades de mi conciencia. El viaje se ha iniciado y no puedo continuarlo con los vestidos del mundo.-

                                      " Manifestaste tu pedido y ahora debes trabajar para su realización”.


Debes saber que cuando formulas un pedido estás creando un nuevo desafío a tu vida; la co-creación es condición para que la intención se manifieste.
Mi conciencia está inmersa en esta sabiduría, no hay distancia alguna entre sus palabras y mis resonancias.
Me encuentro desnuda y sin posibilidades de resistir a tal fuerte atracción ni siquiera puedo preguntarme si estoy preparada... ¿que significa estar preparada?...una chispa vivificante me recuerda "Amado Espíritu colócame en el lugar indicado en el momento justo”. ¡Claro! Ahora recuerdo…pero no hay tiempo para el recuerdo.
La diosa me está acompañando a continuar el viaje.



-"Tu espada, aquella que pediste, aquí la tienes. Guerrea por tu sueño”.
La Diosa lleva consigo la espada de la guerrera y reconociendo su propia naturaleza salvaje, es activa y apasionada en alcanzar sus objetivos.
-“Sé leal a tu diosa interior, reclama tu poder y toma lo que te pertenece.
Debes saber que tu belleza deriva de una conexión vital contigo misma, regocíjate en las profundidades de tu naturaleza femenina.
Has visto el rostro de la Gran Sacerdotisa. Llevas sus atributos y el estado de desarrollo de tu alma te permite reconocerlos desde la palabra, desde el cuerpo, desde el misterio.”
…Silencio… en él percibo el sonido de las esferas celestiales, puedo reconocer la sacralidad del eterno presente que en un movimiento circular todo lo envuelve y lo interpenetra. Momento reconocido por mi alma expectante.
“La diosa se entrega por placer, por amor, pero sigue guerreando la vida… su fin ultimo es entregar la sabiduría.”
La fuerza contenida en esta entrega completó el proceso de disolución de los límites que aún sostenía con resistencia. Eran ahora las palabras de mi alma.
Entonces ella me guió al bello jardín de la Diosa donde mi sueño aún latente reclamaba mi presencia. La vida pulsaba en esa semilla ávida por comenzar su viaje de florecimiento.
Estaba presente en vivificar mi intención y alentar la destrucción de la coraza protectora para que la vida continúe su ciclo de renacimiento.


Una Conciencia intensa acompañó mi entrega a la continuación de la Vida.
“El amor es libertad. La diosa es libre, sensual, no pide ni exige. da y aquello que da se multiplica.
La diosa es un conjunto de distintas vibraciones que forman la esencia de la mujer”. La entrega produce dolor, el dolor de una nueva vida. Este es el momento para que entregues tu dolor a la Gran Madre, ella ungirá con el óleo santo tus heridas. Entrega tu dolor y cumple tu misión.
Transmuta tu dolor en el cáliz sagrado de la divina madre.
tu nueva vida empieza en este instante eterno de reconocimiento y devoción a la vida misma.
Canta tu canción, aquella que habla de quien eres y a lo que has venido. es hora de que tu canto se expanda mas allá del templo de la gran sacerdotisa”.
Una chispa vibrante me introdujo en el Gran Templo. Una música envolvente impregnada de aromas sutilmente embriagantes acompañaban con reverencia las llamas esbeltas y radiantes del fuego sagrado de la Diosa. Y ahí estaba ella, la divina sacerdotisa preparando su ritual junto al círculo de mujeres que conservan vivos los misterios de la femineidad.
Y una oleada de energía nueva reverdeció en mi sueño –semilla.
“Aquí está la presencia del Padre Cielo y de la Madre Tierra. Para crear nueva vida tienen que manifestarse en unión y en equilibrio perfecto los dos opuestos.
El Padre Cielo y la Madre Tierra en este instante sagrado ante la Presencia de la Divinidad consuman un Acto de Amor y tu semilla es el Fruto de ese Amor.”

Mi Ser todo y uno es partícipe en esta ceremonia del nacimiento de la vida, del sueño elegido de la vida.

Un tintineo de campanitas multicolores vibraba en mi alma anhelante de vida:
-“Esta experiencia iniciática te otorga el poder de Amar a otro “.
La música, los aromas, la danza, y la imagen sagrada de la Sacerdotisa recibiendo en su interior al extranjero desgarraron finalmente el velo que me separaba de la experiencia más importante del viaje de la vida: la profunda vivencia de experimentar la completitud de mi ser.
-“Para que tu semilla florezca es necesario que continúes tu labor en el jardín de tu alma y en tus frecuentes visitas nocturnas al Templo Sagrado de la Gran Madre recojas nuevas simientes para contribuir en la nutrición de la Tierra”.
Divina Madre que el fuego misterioso del Amor despierte en mi alma la fuerza para entrar en contacto abierto con la vida.

Lic. Annamaria Saracco

Nessun commento:

Posta un commento