Mis publicaciones

A partir de la idea que la conciencia es el punto central del trabajo psicológico transpersonal, la decisión de explorarla trae consigo un signo de despertar espiritual.
Es importante entonces ir aprendiendo a ampliar y transformar la propia conciencia. Las transformaciones individuales afectarán directamente a la evolución de la Humanidad.

Mis publicaciones

Mis publicaciones
Blog original Clik sobre la imagen

Me comprometo a Ser Mujer

giovedì 22 ottobre 2015

Caminamos hacia la Verdad



El impulso de la conciencia a transitar el camino de la verdad de quienes somos se expresa en la forma de ir adquiriendo mayor responsabilidad  con respecto a nuestras identificaciones conscientes.


Estamos habituados a movernos  con determinadas imágenes elegidas desde modelos aceptados reaseguradores para estar en el mundo. Estos modelos surgen de las creencias estructuradas desde el plano inconsciente pero generalmente no reconocidas en su origen y en su desarrollo por el consciente que gobierna los procesos vinculares del yo.
Así como el Universo está en pleno proceso transformativo también lo están los seres que lo habitan que son  sus elementos constitutivos. A su vez este mismo universo se despliega en el interior de cada uno de nosotros. Por lo tanto todo acto de permanecer y abrazar la permanencia de algo, en este caso aspectos elegidos para continuar definiéndonos a perpetuidad, es un ataque a la Unidad de la Vida.
El arquetipo patriarcal fue resistente a una mirada más abarcativa: el modelo convencional que imperó y aún hoy sigue sostenido por muchas conciencias adormecidas por el miedo, es permanecer lo más inconsciente posible de las propuestas integrativas y revolucionarias que incluyen elementos que para sus controles mentales resultan amenazantes. Nuestra civilización ha sido patriarcal por tanto tiempo que se han descuidado los requerimientos de la vida misma sepultando el misterio de lo femenino cuya esencia es la transformación.
El femenino oculto pasó a ser entonces su amenaza inconsciente y su gran herida.
Es habitual encontrarse aún hoy con hombres que usan el ocultamiento  (introyectando esta característica) como forma de salvoconducto. Esta fuerte impronta patriarcal se observa muy cristalizada en personas que desestiman y evitan el arduo trabajo de autoconocimiento como la expresión de un gran temor al encuentro de esta herida.
Su miedo básico es perder el control y el poder; por eso someten, dirigen, establecen pautas, descalifican, excluyen, se ocultan. Controlan desde su propio temor, descalifican desde un fuerte sentimiento de desvalorización, excluyen porque la amenaza de intimidad es intolerable. La desconformidad en los vínculos es la proyección de su propia desconformidad que los lleva a saltar de un vínculo a otro en una búsqueda incesante de reivindicación de un yo que se cae a pedazos porque no permiten ser sostenidos por el principio de totalidad e integración.

Aqui es importante que la mujer reivindique el poder de la femineidad porque puede caer presa de estas proyecciones y perder su instinto femenino quedando desvitalizada. Pueden activarse sentimientos de abandono y profundizar la herida que el dominio patriarcal abrió en la psiquis femenina.
Si  hace frente a este desafío entonces podrá seguir sanando sus partes más debilitadas y alumbrando nuevos brotes de su psiquis más profunda. Esta prueba será su oportunidad. En la misma comprensión su mirada se elevará para ver a un hombre no ya poderoso sino debilitado por ser el títere de su propia desconexión.

El alma tiene para ofrecernos innumerables formas de experimentarnos a nosotros mismos, solo hay que renovar nuestras imágenes e ir dejando viejos ropajes.

Lic. Annamaria Saracco


Nessun commento:

Posta un commento